close
close

Ideas de Negocio

Marketing de Afiliación

03 noviembre 2016

El marketing de afiliación permite generar ingresos promocionando productos o servicios en nuestra web o blog. Es una buena fuente de ingresos que puede ayudar a monetizar nuestro proyecto online e incluso ser la base del mismo

Monetizar una web o un blog es quizás una de las principales inquietudes de casi cualquier bloguero o generador de contenidos. Oímos historias sobre personas corrientes que empiezan un blog y un par de años después viven la vida que quieren, financiándola con los ingresos que ese mismo blog genera. Y no sólo eso, sino que, además, lo hacen de forma pasiva, sin necesitar de su trabajo o presencia activa a diario.

Aunque existen esos casos, no siempre es así. El trabajo para un blog o para una web, como cualquier otro, requiere sacrificio y dedicación. Eso sí, la generación pasiva de ingresos es una realidad, es posible y es muy rentable.

El proceso puede resumirse de forma sencilla: consigues posicionarte como referente sobre algo en concreto, ese algo tiene mercado, tu posición te hace ganar mucho tráfico y ese tráfico termina convirtiéndose en dinero. Como ya estás bien posicionado, apenas un poco de trabajo te basta para mantenerte.

Parece fácil, ¿verdad? Pues no lo es. Sin embargo, es totalmente cierto y factible.

Ahora bien, si nos centramos en la parte de “ese tráfico termina convirtiéndose en dinero”, no podemos tener la limitada visión de que sólo con publicidad se puede ganar dinero en Internet.

De hecho, salvo temáticas concretas y sitios con mucho tráfico, la venta o alquiler de espacios publicitarios en nuestra web no es ni por asomo la forma más rentable de monetizarla.

¿Crees que con 100 visitas al día se puede monetizar un blog? Sí. ¿Crees que los ingresos dependen más de la calidad de las visitas que de la cantidad? Sí. Todo esto se consigue a través del Marketing de Afiliación o, dicho de otra forma, la monetización a través de enlaces de afiliados.

¿En qué consisten los sistemas de afiliados?

Para hacerlo fácil: escribes un contenido y, dentro de ese contenido, recomiendas un producto. Tus lectores dan valor a tu recomendación, pinchan en el enlace y terminan comprando el producto. El vendedor detecta que ese cliente viene de tu parte y te asigna una comisión por la venta. Así de sencillo.

Desde una perspectiva más técnica, el sistema funciona mediante la adición de una cookie en el navegador del usuario que lo identifica como un referido de tu blog o web, de modo que, si realiza una compra en los próximos X días, dependiendo de las condiciones de afiliación, esa compra será identificada como tuya y obtendrás la comisión.

Es así de fácil y, a la vez, así de complicado. El sistema es genial y ofrece beneficios tanto para la empresa, que puede obtener una red infinita de comerciales vendiendo su producto y sólo paga por cada venta, como para los generadores de contenido, que pueden obtener ingresos sin el riesgo de mantener stock y sin la carga técnica de crear una tienda online o una web comercial.

La venta por afiliación es sin duda uno de los mecanismos de monetización más rentables y preferidos por aquellos que buscan la generación de ingresos pasivos.

¿Cómo funcionan los sistemas de afiliados?

Aunque no vamos a entrar en detalles técnicos, conviene explicar algunos detalles del funcionamiento de los sistemas de afiliación:

  • Se necesita una plataforma de afiliación. La gestión de escritura de cookies, identificación de los enlaces y las ventas, asignación de comisiones, etc., requiere de la existencia de una plataforma que lo permita. Esta plataforma puede ser privada (la empresa la implementa de forma privada) o pública (plataformas tipo Marketplace donde las empresas se anexan y los afiliados escogen qué promocionar). Una vez la empresa fija las condiciones, cada usuario deberá registrarse para obtener una dirección URL única que identifica las visitas como “provenientes de”.
  • La URL única es la forma de identificación. Las plataformas de afiliación suelen funcionar de forma en que te proveen de un enlace único a una página o producto, de modo que cualquier visita que se reciba a través de ese enlace será identificada como referida tuya y te reportará una comisión si se materializa la venta. Esa URL podrás compartirla y explotarla como desees, a través de banners, enlaces en el contenido o como decidas promocionarla.
  • La ventana de tiempo determina el periodo que una visita es “tuya”. El comportamiento de los usuarios en Internet no es de “pincho y compro” en una misma acción. Generalmente, hay varias visitas e investigaciones antes de terminar comprando el producto. Por eso, el creador de la plataforma de afiliación define durante cuánto tiempo estará activa la cookie que idéntica una visita como tuya. Así, si un usuario visita una web a través de tu enlace y días después termina comprando, entonces (salvo que haya borrado las cookies), se contará como venta tuya.
  • El último o el primero. Existe otro caso que es definido por la plataforma de afiliación y es cuando alguien visita una web de producto a través de un enlace de A y luego sigue navegando sin comprar. Se encuentra con la web de B (también con enlace de afiliado) y vuelve a entrar en el producto para comprarlo. Dependiendo de las condiciones de la plataforma, la comisión podría ser para A (por ser el primero en recomendar) o a B (por ser quien terminó convenciendo). Es importante que tengas clara esta condición.

Principales plataformas de afiliación

Existen varias estrategias para conseguir dinero por Internet. Por un lado, están aquellos blogueros especializados en una temática concreta que, al ir a hablar sobre algo, buscan si existe programa de afiliados. Por otro lado, tenemos aquellos que identifican un producto con potencial, se adhieren al programa de afiliados y construyen una web nueva y única, pensada para posicionarse como referente y explotar ese programa de afiliación en concreto. Esto último se conoce como “monetización de nichos”.

En cualquiera de los casos, registrar una cuenta en las principales plataformas de afiliación es una buena forma de tener un catálogo de productos que puedes recomendar con afiliación. Existen muchas, aquí te presentamos algunas:

  • Public-Ideas. Opera principalmente en los sectores de Banca/Seguros/Finanzas, Belleza/Salud, Retail, Viajes online, Gran Consumo.
  • Tradedoubler. Es una de las grandes, donde puedes encontrar opciones de más de 150.000 empresas.
  • Tradetracker. Otra de las líderes que cuenta con potentes sistemas de afiliación y una oferta de más de 250 anunciantes.
  • Zanox. Otra de las líderes con más de 80.000 afiliados registrados, ofertas de marcas importantes como Zalando, Yoigo o Meetic y más de 4.300 anunciantes.
  • Amazon. El monstruo de la venta online también cuenta con programa de afiliados para la venta de casi cualquiera de sus productos.

Plataformas de afiliados

Estas son unas pocas. En realidad, hay una oferta muchísimo mayor sin contar, además, con las plataformas privadas que las propias empresas ponen a disposición de los generadores de contenidos en Internet. Encontrar la plataforma adecuada es a veces una tarea de investigación que suele acabar en fructíferos beneficios.

Luces y sombras del Marketing de Afiliación

Como en casi todo, el dicho de “no es oro todo lo que reluce” es aplicable también al Marketing de Afiliación, por lo que hemos considerado oportuno comentar algunas situaciones comunes en torno a esta forma de monetización de contenidos:

  • Es común un rechazo a los enlaces de afiliados. En España es muy común encontrarse con una extraña práctica por parte de los usuarios que consiste en rechazar los enlaces de afiliados. En efecto, un enlace de afiliados no supone un coste adicional para el comprador, pero éste es capaz de cerrar el navegador y borrar las cookies antes de comprar si detecta que ha pinchado en un enlace de afiliados. Aunque no siempre ocurre, es común. Por eso, se recomienda transparencia a la hora de insertar estos enlaces en tu blog. A veces, incluso el usuario resta credibilidad al contenido cuando detecta un enlace de afiliados. Por tanto, transparencia, sinceridad y buena fe son requisitos para el éxito de la afiliación.
  • La batalla por la conquista de la comisión. Puesto que existe un interés monetario, algunos usuarios optan por una lucha sin cuartel para conseguir que su cookie sea la que prevalezca cuando el usuario termine comprando. Existen quienes hacen spam para conseguir más ventas, utilizan técnicas no muy éticas e incluso chafan el trabajo de otros para conseguir mayores beneficios. El carácter anónimo de Internet permite a muchos conocedores de técnicas la obtención de ingresos de forma poco ética.
  • Algunas marcas optan por cerrar su programa de afiliados. Por lo dicho anteriormente, muchas marcas deciden cerrar su programa de afiliados y sólo concederle acceso a quienes verifiquen que actuarán de acuerdo con la política de la propia marca. Aunque puede ser un freno para los generadores de contenidos, en realidad es ideal para garantizar que la imagen de la marca no se verá afectada por un ejército de mercenarios sin ética vendiendo su producto sin contemplaciones.

Conclusiones

En efecto, todo tiene sus pros y contras, pero la realidad es que el Marketing de Afiliación es una forma ideal de generar ingresos y monetizar una web o blog. El mercado está ahí y ofrece muchas posibilidades, tanto para empresas como para generadores de contenido.

Desde la perspectiva de los creadores de contenido, el sistema de monetización por afiliación es todo un mundo donde aprender, investigar, probar, ganar y perder. Es un mundo apasionante y, sin duda, rentable, no sin grandes esfuerzos.

Más allá de la publicidad hay formas de monetizar, se puede vender productos sin fabricarlos, sin comprarlos, sin stock pero sí con beneficios. Todo ello lleva con el Marketing de Afiliación.

Suscripción a Newsletter

Conoce las últimas novedades sobre
Comercio Electrónico y Marketing
Digital en la Región de Murcia

Otras ideas interesantes de negocio online

Suscripción a Newsletter

Conoce las últimas novedades sobre
Comercio Electrónico y Marketing
Digital en la Región de Murcia