close
close

Ideas de Negocio

Cómo crear y vender infoproductos

02 octubre 2018

El nombre de infoproductos viene de la unión de "Información" y "Productos" para referirse a piezas de información digital que se venden a través de Internet

En la era de la información y del emprendimiento digital, cuando muchas personas buscan en Internet la salida a una situación laboral difícil o aquellos que simplemente buscan alcanzar la ansiada conciliación de una vida profesional y personal, surgen los llamados infoproductos.

¿Qué es un infoproducto?

Como se puede deducir, para que se dé un infoproducto se deben cumplir dos requisitos: que sea digital y de información y que sea un producto o, dicho de otra forma, algo que pueda entregarse a cambio de una transacción monetaria.

Si bien es cierto que esos son los dos requisitos indispensables, existe uno aún más importante y que viene inherente en cualquier producto: para que un cliente esté interesado en comprarlo, el producto debe aportarle un valor que sea percibido como igual o mayor que la inversión requerida.

Por tanto, un infoproducto debe ser un producto digital de información cuyo valor para el cliente potencial sea igual o mayor que el importe que se pide por el acceso al mismo.

Características generales de un infoproducto

  • Debe ser un producto digital, normalmente relacionado con la formación o la información: infografías, cursos online, vídeos, podcast, libros, manuales, material gráfico digital, etc.
  • También podrían estar incluidas en esta definición las aplicaciones, tanto de escritorio como móviles, y las aplicaciones web. Sin embargo, este tipo de productos, que requieren de mayor inversión, suelen englobarse más en las definiciones de Startup Tecnológica.
  • Es muy escalable. Ésta es una de las características que hacen más atractivos estos productos ya que, una vez construido el producto, el coste de entrega (por venta) es prácticamente el mismo si se vende una unidad como un millón.
  • Debe ser fácilmente consumible por el usuario. Puesto que la venta de este tipo de productos se suele hacer por Internet, se debe aportar la tecnología suficiente para hacerlo fácilmente accesible al cliente.
  • No está sujeto a fronteras geográficas. El mercado al que puedes dirigir tus productos digitales es, a lo sumo, el mercado del mismo idioma con el que ha sido construido, independientemente de los países en los que se hable.

¿Qué debe tener un infoproducto para poder venderse por Internet?

Como hemos dicho, para que los clientes estén interesados en comprar nuestro infoproducto, éste debe reunir una característica esencial: debe aportar un valor que el cliente perciba como igual o superior al dinero exigido por su compra.

Si pensamos en productos de información, como cursos online, vídeos, podcast, etc., entonces tenemos que pensar en que el cliente potencial está buscando una mejora significativa de su persona en el plano personal, profesional o ambos.

Los infoproductos deben ser percibidos por nuestros clientes potenciales como una vía de transformación, como un puente que lleve a estos desde un estado A a un estado B que les resulta más atractivo.

El valor que aporte el infoproducto puede ser precisamente esa vía de transformación, los beneficios que se consiguen cuando se alcanza el punto B o incluso el tiempo, energía o recursos que el cliente puede ahorrar si inicia el camino de transformación con el producto con respecto a sin él.Productividad personal

Ejemplo de infoproducto

Por ejemplo, un curso de Productividad Personal es en sí una vía de transformación de los clientes de un estado de no productividad a un estado de productividad. Sin embargo, el valor real que aporta el producto está constituido por los beneficios que experimentará cuando, gracias a nuestro producto, alcance el estado de productividad (avanzar en sus proyectos, reducir el estrés, mejor conciliación, mayor satisfacción laboral, etc.).

¿Cómo diseñar un infoproducto?

El proceso de diseño de un infoproducto es relativamente sencillo, al menos en su definición ya que llevar a la práctica con éxito los siguientes pasos requiere de pruebas, práctica y mejora continua.

En el caso de cursos online, ésta podría ser la secuencia de pasos para diseñar el producto:

  1. Define exactamente a quién irá dirigido el producto. Todo el mundo no es una opción. Está más que demostrado que a mayor especialización, mayor oportunidad de éxito.
  2. Encuentra y define exactamente cuál es el problema limitante que vas a solucionar o la aspiración que vas a ayudar a encontrar.
  3. Define tu propia solución al problema y traza el camino por el que llevarás a los clientes desde su estado A al estado B de haber solucionado el problema o alcanzado la aspiración.
  4. Traza el camino de A a B y construye un producto que guíe al cliente por ese camino. Trata de hacer el camino más corto, directo y seguro.
  5. Crea todos los materiales que sean necesarios para garantizar la transición y para poder guiar a los clientes. Estos pueden ser vídeos, documentos, plantillas, etc.
  6. Testea el producto con un grupo reducido de clientes y usa el feedback para mejorarlo hasta que se ajuste 100% a las necesidades y cumpla la promesa de transformación.

Los tres pasos para la creación exitosa de un infoproducto

De la definición inicial que podamos hacernos hasta el resultado de un producto final que se venda, habrá una gran diferencia que tendremos que asumir.Pasos para crear un infoproducto

Pasos para crear un infoproducto

Para poder estar seguros de que lo que pretendemos hacer es realmente lo que nuestros clientes potenciales necesitan, debemos pasar por 3 fases esenciales de éxito de un infoproducto:

  1. Definición del producto. Es la fase que se corresponde con los pasos que hemos indicado en el punto anterior y en la que construimos un MVP o producto mínimo viable, que podremos ofrecer.
  2. Validación del producto. Una vez que tenemos la versión inicial del producto o, en realidad, lo que pensamos que puede ser lo que necesitan nuestros clientes, es el momento de tratar de venderlo a un grupo reducido de personas. Estas personas serán quienes, a través de su feedback, nos ayudarán a determinar la valía de nuestro producto. En esta fase tendremos que volcarnos en un único objetivo: conseguir que esos clientes alcancen el punto B. Y ese objetivo lo perseguiremos por todos los medios, incluyendo los cambios que necesite el producto.
  3. Una vez validado el producto, habiendo conseguido que nuestro mínimo de clientes haya alcanzado la transformación prometida e incluidos los cambios necesarios al modelo inicial, es el momento de escalar. Es el momento en que trataremos de encontrar el mayor número posible de personas que sean de naturaleza similar a nuestros primeros adoptantes para ofrecerles el producto. Aquí es donde la magia de los infoproductos cobra sentido, ya que con el coste de producción ya asumido, cada nueva venta va directa a la cuenta de resultados.

Suscripción a Newsletter

Conoce las últimas novedades sobre
Comercio Electrónico y Marketing
Digital en la Región de Murcia

Otras ideas interesantes de negocio online

Suscripción a Newsletter

Conoce las últimas novedades sobre
Comercio Electrónico y Marketing
Digital en la Región de Murcia