close
close

Ideas de Negocio

La interfaz de usuario como modelo de negocio

07 agosto 2015

Hoy en día existen nuevos modelos de negocio basados en interfaces de usuario sencillas, en los que el producto o la materia prima son aportados por terceras personas, capaces de lograr altas rentabilidades.

Si echamos un vistazo a la lista de las grandes marcas que comenzaron como una startup, y que a día de hoy están valoradas por encima de un billón de dólares (1.000 millones de dólares), nos damos cuenta de que basan la mayor parte de su éxito en que el usuario acceda de forma simple a una serie de servicios. La mayoría de ellas basa su modelo de negocio en interfaces de usuarios sencillos, atractivos y en los que el propio usuario es el que aporta el contenido o incluso un tercero.

Hoy día nos encontramos empresas como Facebook, multinacional dedicada al mundo del social media y comunicaciones que no es autora de ningún contenido y, sin embargo, basa su negocio en el contenido del usuario. Twitter, portal por excelencia de microbloging, en el que el usuario aporta todos los contenidos, que son cedidos a Twitter para disponer de ellos y ganar dinero con la publicidad y el mercado bursátil. Airbnb, empresa dedicada al alojamiento y alquileres, no posee ninguna casa en propiedad. Alibaba está entre los número 1 de la venta online y, sin embargo, no tiene un solo producto en stock. Uber, la compañía de taxis, no posee ningún vehículo.

También ocurre así en el caso de Trivago, Expedia o comparadores de precios: la popularidad de estas páginas se basa en encontrar de forma rápida lo que el usuario necesita. Una vez más comprobamos que ninguno de estos portales dispone, de forma directa, de los hoteles, vuelos o productos que son comparados.

Estos ejemplos evidencian que su estrategia de éxito está basada en una espectacular interfaz de usuario, capaz de convertirse en un sistema altamente viral y, como hemos resaltado, sin disponer ellos de la materia prima.

Página de inicio de airbnb.es
Página de inicio de airbnb.es

Lo más característico de este tipo de compañías es, sin duda, haber entendido lo que realmente demanda un usuario en Internet y adaptar una interfaz gráfica y funcional para copar las aspiraciones de esos usuarios a la hora de realizar una tarea específica: comprar un artículo, alquilar una casa, compartir una foto, etc.

La mayoría de ellas no disponen de la materia prima, pero son capaces de generar dinero haciendo de intermediarios o facilitando el acceso a esas materias. De hecho, es la creación de una amplia masa crítica de usuarios en torno a estas plataformas el punto clave a la hora de rentabilizar el negocio y generar ingresos. Cuanto mayor sea la comunidad de usuarios que logren crear, mayor será la posibilidad de rentabilizar su inversión y obtener un beneficio económico.

Este tipo de empresas está siempre en continua actualización. Si algo funciona, ya están pensando en cambiarlo basándose en las tendencias digitales. Una de las claves de esto es que, al no disponer de producto propio, los cambios se pueden hacer casi al instante.

La interfaz de usuario de estas empresas, fundamental para el éxito global del proyecto, está basada en fomentar la participación del usuario, teniendo en cuenta que ese usuario está comprando un producto o haciendo uso de un servicio que no es propiedad de esta compañía, sino que es de un tercero, que es quien realmente aporta el valor a estas empresas y que en muchos casos cede su explotación de forma incondicional.

Además, han comenzado a proliferar en Internet multitud de portales dedicados a la venta mediante enlaces de afiliados. En este tipo de portales se ofrecen servicios o productos de un tercero y el portal que hace llegar al comprador mediante el enlace resulta gratificado cuando se realiza la compra del producto o servicio.

Amazon se subió al carro de este tipo de negocio, como ya lo hiciera en su momento eBay, permitiendo la indexación de los bienes de usuarios, los cuales ofrecen en sus páginas los productos que tiene en su catálogo. De esta forma, son mayoría las tiendas que ofertan sus artículos en Amazon, cumpliendo con la política de calidad de la compañía. Pero eso no es todo, ya que el portal número 1 en ventas a nivel mundial pone al servicio de cualquiera (que cumpla con todos los requisitos legales), poder vender productos de Amazon en sus propias webs, mediante enlaces de afiliados.

Pero no todo son empresas o compañías extranjeras, también tenemos ejemplos de este tipo de modelo de negocio en nuestra propia Región. El supermercado online MercadodeVeronicas.es comercializa los productos frescos de diversos puestos del Mercado de Verónicas. Por su parte, barcoamigo.com es una plataforma para compartir los gastos de una travesía o una salida en barco. Otros ejemplos desarrollados en nuestra Región son la aplicación para compartir coche Viajest y el directorio de empresas y profesionales Ofertopolis.com.

Lo cierto es que los negocios basados en interfaces de usuario sencillas, en las que el usuario, o un tercero, es el que aporta toda la materia prima que da sentido al proyecto, han crecido de forma exponencial, sobre todo por la facilidad de puesta en marcha y la baja inversión inicial (comparados con otros negocios digitales). Los que están consiguiendo rentabilizar su inversión son aquellos que destacan de sus competidores por realizar una muy buena política de marketing digital, tener una excelente interfaz de usuario y una gran comunidad de usuarios.


Suscripción a Newsletter

Acepto la política de privacidad

Otras ideas interesantes de negocio online

Suscripción a Newsletter

Acepto la política de privacidad

  • Enviar un correo electrónico a cecarm@cecarm.com con la siguiente información:
     
    1. Nombre de la empresa, sitio web y correo electrónico, si difiere del enviado.
    2. Formulario cumplimentado, firmado y sellado de adhesión al Sistema Arbitral de Consumo de la Región de Murcia.
    3. Resolución de la Agencia Española de Protección de Datos de la inscripción de ficheros de datos en el Registro General de Protección de Datos o captura de pantalla en la web de la Agencia donde figure dicha inscripción
  • Un equipo de consultores analizará el cumplimiento de los requisitos del Sello. Si la web del solicitante cumple dichos requisitos, la empresa se identificará en el directorio Murcia e-Commerce con el logotipo del Sello CECARM y participará en las diversas acciones promocionales que se lleven a cabo.

Asimismo, se le remitirán los elementos gráficos para su identificación. Caso de que el solicitante no cumpla alguno de los requisitos exigidos, se le enviará un informe indicando cómo solventarlos. Una vez solventados, el solicitante lo comunicará al portal CECARM para su verificación.