close
close
Principales errores de las pymes en las redes sociales

Principales errores de las pymes en las redes sociales

24 noviembre 2016

La comunicación social en las pymes se ha hecho imprescindible. El manejo de forma personal y amateur de una cuenta social hace que confundamos un perfil personal con uno profesional, con la posibilidad de que cometamos errores fruto de esa confusión. Errores que son demasiado frecuentes y generalizados.

El uso indiscriminado y discrecional de las redes sociales por parte de las empresas está haciendo que muchas de ellas obtengan resultados muy negativos y sean pocas las que consigan mantener la comunicación social de la compañía de forma adecuada. Si nos paramos un poco a pensar y analizamos cómo comunican las empresas por las redes sociales, nos encontramos con un sinfín de errores que explican el anterior comportamiento.

A continuación, detallaremos los principales errores cometidos por las pymes en sus perfiles sociales.

No tener un plan de social media

Estamos acostumbrados, cada vez más, a ver empresas, ideas y modelos de negocio que se están desarrollando sin un plan de marketing y, por tanto, sin un plan de social media. Las que lo tienen es porque suelen contar con un departamento de marketing propio o porque, o bien el banco o bien un inversor, les obligan a tener un plan de empresa y dentro del mismo se encuentra el plan de marketing. El plan de social media debe ir dentro del plan de marketing digital, que a su vez se encontraría en el plan de marketing global.

En un plan de social media podemos encontrar no sólo el protocolo de comunicación de la compañía en medios sociales, estrategias y objetivos, sino que además vamos a encontrar un plan de crisis y gestión de cambios, es decir, el protocolo que debemos seguir cuando tenemos una crisis social provocada por comentarios negativos o una mala reputación online.

No tener un plan de social media hace que una crisis social pueda convertirse en un problema si no se sabe atajar a tiempo.

Publicar lo mismo en todas las redes sociales

Esto es algo que encontramos cada vez más, y no sólo en autónomos que llevan sus propias redes sociales, sino también en la pyme. Cada red social está destinada a un público distinto. Por tanto, los contenidos que se deben compartir en cada una, han de ser distintos también.

No queda bien ver contenidos automatizados y publicados por bots, al tener conectado el perfil de Twitter y el de Facebook, por ejemplo. Si no tienes tiempo de publicar de forma distinta en cada una de las redes sociales, es mejor no publicar nada o intercalar las publicaciones.

Publicar lo mismo en todas las redes sociales

Comprar seguidores

Lo primero que debemos preguntarnos es: ¿qué preferimos, una página de Facebook o un perfil de Twitter con miles de seguidores que no comparten y no interactúan con tus publicaciones?, ¿o un perfil con un número de seguidores más reducido, pero mucho más comprometidos con tus post? La respuesta nos dirá el tipo de perfil que queremos crear.

Pero en ningún caso debemos crear seguidores de forma antinatural o automatizada. Son seguidores que sólo van a aumentar el número de los mismos, pero nunca interactuarán contigo, ni compartirán nada. Además, la compra de seguidores y likes está muy penalizada y si lo detecte la plataforma donde estés, borrará la cuenta. Y si encima el buscador Google se da cuenta, podría penalizar tu página web si la tienes enlazada.

Tener un perfil incompleto y poco atractivo

Una pyme debe generar confianza y poca confianza se genera si la información del perfil de la red social que analicemos no está bien configurada, está incompleta y, además, utiliza imágenes que poco tienen que ver con el negocio. Obviamente esto es muy perjudicial, no sólo para el crecimiento y consecución de objetivos del canal, sino que también es un obús dirigido a la línea de flotación de la empresa. Si el perfil es una chapuza, identificarán a la empresa como chapuza.

No analizar a la competencia

Es uno de los aspectos fundamentales que se trabajan en el plan de social media. El análisis de la competencia es crucial si queremos situarnos en el mercado. Asimismo, debemos tener la capacidad de aprender de aquella competencia que sea muy atractiva.

No debemos entrar en guerras absurdas con la competencia por las redes sociales, ni tampoco criticar lo que están haciendo o su estrategia.

Faltas de ortografía

Las faltas de ortografía son uno de lo principales factores que influyen en el abandono o el unfollow de un canal social. A nadie le gusta leer faltas de ortografía, a un grupo muy numeroso no le gusta ni leer erratas, por lo deberemos cuidar, no sólo la ortografía de nuestros post, sino también la calidad léxica.

Solo así se consigue tener una conexión completa con el usuario que, de esta forma, va a estar mucho más fidelizado.

No usar correctamente los hashtags

Los hashtags son etiquetas que sirven para calificar los post que estén hablando del mismo tema. Es una forma de segmentar en la propia red social. El hashtag es una palabra clave precedida de una almohadilla #.

Se pueden poner hashtags en las principales redes sociales, aunque no es conveniente abusar de ellos y no se debe poner más de uno o dos hashtags por contenido compartido.

Publicar en exceso

Un número de publicaciones excesivas puede descolocar a tu usuario. Tu cliente no está dispuesto a leer 20 publicaciones tuyas todos los días, por lo que se dará de baja de la red social o de la lista de distribución de correo y dejará de seguirte en todos los sentidos. Debemos ser naturales, no forzar e intentar publicar un número de contenidos que pueda ser injustificado por ti o por tu equipo.

No interactuar con los seguidores

A menudo vemos multitud de comentarios en mensajes de las distintas redes sociales y en alguna ocasión vemos cómo esos comentarios no han tenido respuesta.

Si un usuario se ha molestado y ha invertido una parte de su tiempo en comentar tu publicación de forma educada y coherente, merece que respondas a ese comentario en la publicación.

De esta forma, el usuario no se irá a las primeras de cambio y es muy probable que se convierta en un seguidor fiel e incluso en un prescriptor, que es lo más interesante.

Autopromoción continua

Un perfil que se basa únicamente en la autopromoción puede hacer que los seguidores se cansen del mismo y dejen de seguirlo. Debemos publicar también contenido de terceros en nuestro perfil porque así nuestros seguidores entenderán que, además de nuestros productos y servicios, les ofrecemos contenidos e información. El spam es muy negativo y publicar todos los contenidos promocionando tu negocio o tu marca puede ser considerado por algunas personas como spam.

Autopromoción continua

Obsesionarse con los resultados

Si pensamos antes en el resultado que en el propio objetivo, tenemos un problema. Si pensamos antes en la rentabilidad que en el propio usuario, no vamos a conocer a nuestro cliente, no vamos a saber qué necesidades tiene y, por ende, no vamos a poder satisfacerlas. Debemos pensar en el engagement (compromiso) que queremos obtener del usuario, porque sólo de esta forma conseguiremos llegar al objetivo.

Es difícil no cometer ningún error en las redes sociales, pero lo importante es estar preparado para solucionarlos. Mediante este artículo hemos repasado dónde suelen equivocarse las pymes en su aproximación a las redes sociales para que puedas minimizar los errores y ofrecer una mejor imagen a tus clientes y seguidores.


Suscripción a Newsletter

Acepto la política de privacidad

Otros recursos interesantes de Redes Sociales

Suscripción a Newsletter

Acepto la política de privacidad