close
close

Llega el aCommerce, la automatización de procesos en el eCommerce

25 abril 2018

Existen numerosas posibilidades de automatización de procesos para llevar el e-Commerce al más alto nivel. Descubrimos cuáles son, cómo benefician al emprendedor y las oportunidades de esta nueva tendencia: el a-Commerce

El e-Commerce es imparable. Los datos lo avalan y la tecnología lo apoya cada vez más. Sin embargo, para una optimización correcta de las posibilidades tecnológicas, hay que saber cómo utilizarla para lograr los objetivos marcados.

Implementar un proceso de automatización en el comercio electrónico supone no sólo aumentar las ventas: genera experiencias nuevas al cliente, así como nuevas fuentes de ingresos. Proporciona una capacidad de respuesta rápida ante los cambios en el mercado y crea una ventaja competitiva respecto a las demás empresas.

Cómo implementar la automatización en un e-Commerce

Hay muchos procesos que pueden ser automatizados en una plataforma de comercio electrónico. Pensar en automatización es pensar en ahorrar dinero y, sobre todo, tiempo que podría emplearse en otras actividades necesarias como contacto con los proveedores o incluso dedicación a la vida personal.

Éstas son algunas de las cosas que se pueden automatizar en un e-Commerce:

  • gestión de pedidos
  • facturación
  • gestión del catálogo
  • monitorización de precios
  • logística
  • procesos administrativos: contabilidad, nóminas
  • listas de clientes
  • servicios al consumidor: chat online
  • expedición

En cualquier caso, hay que tener en cuenta el tamaño de nuestra tienda online y nuestras propias necesidades.

Automatizar un e-Commerce es aplicar procesos de sincronización de datos para una gestión más eficiente y un servicio más personalizado

El comercio electrónico encuentra en la automatización del proceso de pedidos una de sus mayores utilidades. En muchos casos, se requiere supervisión para estar seguro de que el almacén envíe correctamente el producto al domicilio del comprador. Existen sistemas de automatización que garantizan no sólo que el pedido se tramite en el almacén más cercano a la dirección facilitada por el cliente, sino que el pedido llegue lo más rápido posible.

Dando un paso más allá, la inteligencia artificial facilitará la creación de sistemas que rastreen el trabajo diario, creando flujos de trabajo automatizados. Todos salen ganando, el empresario ahorra costes y el consumidor mejora su experiencia de compra.

En definitiva, automatizar un e-Commerce es aplicar procesos de sincronización de datos para una gestión más eficiente y un servicio más personalizado al cliente.

Procesos de automatización de marketing para e-Commerce

Los procesos de marketing automatizado tienen que tener como objetivo principal aumentar la captación de clientes, su conversión en compradores habituales, lo que se conoce como fidelización, y la mejora de la experiencia de compra hasta convertirla en un proceso a la medida.

El empoderamiento de usuarios y consumidores es el futuro del comercio electrónico.

El marketing automatizado tiene como fin estimular los deseos de compra. Con los datos obtenidos en las visitas a tu página se puede, por ejemplo, enviar un correo electrónico ofreciendo un cupón de descuento para una determinada gama de productos, compras anticipadas, descuentos en determinadas fechas, regalos, etc. También se puede ofrecer otro contenido de valor como demostraciones o tutoriales en vídeo.

El ejemplo anterior lo podemos enmarcar dentro de lo que se conoce como remarketing, es decir, acciones de marketing destinadas a un usuario que ya ha visitado nuestra tienda online o página web. Este proceso puede ser manual, pero, llegado a un cierto volumen de visitas, se vuelve imprescindible crear listas de clientes, segmentar según parámetros establecidos y ser capaz de ofrecer en cada momento la oferta precisa. El correo electrónico automatizado es un aliado imprescindible en toda esta estrategia.

Las acciones de posicionamiento web, en redes sociales y campañas de AdWords también pueden ser automatizadas con las herramientas adecuadas.

Una nueva tendencia: el a-Commerce

A partir de este año se empezará ya a oír hablar del a-Commerce o comercio automático. Como Internet ya está implantado en todos los hogares y se utiliza casi en todos los momentos del día, la tendencia es facilitar una relación aún más estrecha y fluida entre consumidor y empresa.

El a-Commerce ofrece a los consumidores un sistema a través del cual se pueden hacer las compras de manera automática

Hemos visto como recabar datos era una estrategia de personalización y mejora de la experiencia de cliente. Esa recopilación sirve para establecer los patrones del a-Commerce.

El a-Commerce ofrece a los consumidores un sistema a través del cual se pueden hacer las compras de manera automática, es la posibilidad de programar las compras y casi predecirlas, según los patrones de consumo detectados.

Es la forma repetitiva y establecida que tienen las compras de un cliente, especialmente las compras básicas, la que establece unos parámetros que pueden ser detectados y automatizados.

Amazon está en la vanguardia de este sistema con sus botones Amazon Dash. Conectados vía Wi-Fi, se adhieren a cualquier superficie y se programan para un producto específico. Sólo hay que pulsar el botón para realizar esa compra.

Otro ejemplo son las aplicaciones que monitorean los hábitos de consumo en una ciudad determinada para predecir el gasto promedio del visitante y ofrecer estimaciones precisas.

Sin llegar a utilizar aplicaciones tecnológicas, se trata de descubrir lo que necesita un cliente antes de que lo sepa, para entonces poder ofrecérselo.

Es mucho más que convertirse en una marca favorita. Para la empresa, se trata de estar en la mente del consumidor y que compre siempre tu marca de manera automática.

Este sistema está muy vinculado al internet de las cosas. El ejemplo clásico es el de la lavadora con Wi-Fi que monitoriza la cantidad de detergente que necesita y envía una solicitud de compra electrónica para comprar más detergente sin que el usuario tenga que realizar ninguna acción por su parte. O el frigorífico conectado que envía órdenes de compra de un determinado producto cuando éste se agota. Las máquinas “piensan” por nosotros y nos ahorran decisiones de puro trámite.

Las grandes empresas y el a-Commerce

La inteligencia artificial y la automatización, tal como la conocemos, ya se están aplicando en grandes empresas mundiales como Amazon, Alibaba, JD.com, Nike, etc. Estas empresas están utilizando ya almacenes automáticos, tecnología de drones e incluso la planificación de rutas para acortar el tiempo desde que los clientes hacen el pedido hasta que lo reciben.

Qué va a suponer el a-Commerce

El consumidor va a ver cómo su comportamiento de compra cambia de manera profunda.

En 2018, todos deseamos tener más tiempo. El aumento del e-Commerce supone que ese comprador valore el disminuir el tiempo que dedica a realizar una compra. Es un terreno abonado para que ciertas decisiones de compra se dejen en manos de algoritmos y dispositivos inteligentes. La navegación en el sitio web, el proceso de compra, los detalles de la entrega del producto son aspectos que cada vez se automatizarán más.

Podemos observar esta tendencia en la web y en la app de Finery. Con su sistema operativo patentado Wardrobe, la aplicación permite a los consumidores no sólo saber qué tiene en el armario, sino conocer todas las tendencias de moda, hacer catálogos de prendas personalizadas mediante el uso de tecnología para buscar y cargar compras ya realizadas, fusionarlas en un armario totalmente automatizado en un solo lugar.

Con sólo facilitar nuestro correo electrónico, se realiza un estudio detallado de los recibos de ropa adquirida automáticamente con lo que agrega posibles nuevas compras de moda, creando un "armario", organizado, por ejemplo, por diseñador, por temporada, o por estilo. También pueden guardar artículos en una lista de deseos y vía correo electrónico recibir notificaciones tales como ventas especiales, descuentos o cambios de precio.

Una tienda online puede llegar a tener programadas las compras mediante inteligencia artificial, para que el cliente no tenga casi ni que preocuparse.

También encontramos buenos ejemplos en el sector fintech. Algunas aplicaciones, como por ejemplo Digit, toman ciertas decisiones financieras, como ahorro automático en nombre del usuario. De hecho, su eslogan es: “ahorra dinero sin pensar ello”.

Lo que buscan estas compañías es facilitar la vida al usuario y cada vez son más las que apuestan por esta modalidad. Así, no es de extrañar que el a-Commerce sea una de las principales tendencias de 2018. Sin duda, dará mucho que hablar.

Suscripción a Newsletter

Conoce las últimas novedades sobre
Comercio Electrónico y Marketing
Digital en la Región de Murcia

Otras tendencias de marketing online

Suscripción a Newsletter

Conoce las últimas novedades sobre
Comercio Electrónico y Marketing
Digital en la Región de Murcia