close
close

Consultas y FAQS

¿Qué requisitos legales debe cumplir un portal de comercio electrónico?

Una tienda online debe cumplir la LOPD (Ley Orgánica de Protección de Datos), la LSSI (Ley de Servicios de la Sociedad de la Información) y la LGDCU (Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios).

En Cecarm disponemos de una guía con los aspectos legales a cumplir por un negocio online, que incluye modelos de textos legales, que te puede servir de orientación.

Te resumimos los principales:

La LOPD establece que cualquier empresa, profesional o colectivo de cualquier naturaleza que disponga de ficheros que incluyan datos personales deben:

  • Inscribir los ficheros en el Registro General de la Agencia Española de Protección de Datos. Esto es un servicio gratuito y sólo hay que declararlo, no hay que enviar ningún fichero de forma física ni telemática.
  • Redactar un documento de seguridad que proteja los datos de un mal uso y aplicarlo con las medidas técnicas y organizativas necesarias.
  • Realizar auditoría interna o externa periódica para comprobar su aplicación.
  • Redactar los contratos, formularios y cláusulas necesarias en cualquier proceso de recogida de datos (formularios, emails, etc.), tratamientos por terceros y cesiones de datos. Esta información debe estar visible en el sitio web.

La LSSI obliga a las tiendas online a publicar una serie de datos de forma permanente, gratuita y de fácil acceso, como:

  • Nombre y apellidos (autónomo) o denominación social (sociedad).
  • Domicilio social de la empresa, dirección particular o de trabajo en caso de profesionales y autónomos, o de alguno de los establecimientos permanentes ubicados en España.
  • Número de Identificación Fiscal (NIF del autónomo o CIF de la empresa).
  • Los datos de inscripción en el Registro Mercantil (empresa) o profesional. 
  • Si la actividad está reglada (abogados, médicos, dentistas, etc.), se deben incluir los datos del colegio profesional, el título académico, el órgano o país expedidor y/o homologador de dicha titulación, y la relación de normas de la profesión, indicando dónde pueden consultarse.
  • Autorización administrativa para actividades que lo exijan, identificando al órgano encargado de dicha autorización.
  • Códigos de conducta a los que está adherida la tienda o sitio web y cómo realizar la consulta electrónicamente.
  • Dirección real de correo electrónico.

La LGDCU expone que todo comercio electrónico debe informar previamente, antes de la formalización del contrato de compra, de las características principales de la compra, especialmente las condiciones jurídicas y económicas. En esta información debemos facilitar datos tales como:

  • Identidad de la empresa o empresario, así como razón social, nombre comercial, dirección completa, número de teléfono, etc.
  • El precio total, incluyendo cualquier impuesto o tasa aplicable.
  • Los procedimientos de pago, entrega y ejecución.
  • Recordatorio de las garantías aplicables.
  • La duración del contrato.
  • La lengua o lenguas en las que se puede formalizar.
  • La existencia del derecho de desistimiento.
  • La funcionalidad de los contenidos digitales, incluyendo las medidas de protección, como codificación regional o gestión de derechos digitales.
  • La interoperabilidad relevante entre el contenido digital y los aparatos o programas necesarios para su funcionamiento.
  • El procedimiento para atender las reclamaciones, así como la información sobre el sistema extrajudicial de resolución de conflictos, en caso de estar adheridos a alguno de ellos.
  • Costes y plazo de devolución.

En el caso de que el negocio guarde o recoja datos almacenados en el equipo de usuario (Cookies), la Ley de Cookies obliga a recabar el consentimiento previo con información clara y completa. Esto es aplicable para cookies publicitarias o de análisis (por ejemplo Google Analytics). En Cecarm disponemos de una guía sobre cómo aplicar correctamente la Ley de Cookies.

Suscripción a Newsletter

Acepto la política de privacidad