close
close

Puesta en marcha

El dinero electrónico, seguridad y confianza

31 mayo 2010

Los más inseguros o indecisos a comprar en Internet con miedo a dar los datos de su tarjeta de crédito o claves bancarias ya tienen una opción que les permite adquirir un libro, unas zapatos o una camiseta desde el más absoluto anonimato. Hablamos de los cupones prepago o dinero electrónico. Empresas como Paysafecard o Ukash operan en España con un alto nivel de confianza. En el siguiente artículo indagamos en este medio de pago virtual.

Los prudentes o desconfiados a pagar por Internet, a dar su número de tarjeta de crédito o a dejar sus claves en páginas de desconocidos tienen una solución al alcance de su mano: el dinero electrónico o cupones prepago.

Surgió hace algunos años para pagar en algunos sitios de comercio electrónico como apuestas, descargas o juegos. Se vendían en quioscos o estancos. Consistía en una tarjeta con un código pin que contenía un saldo determinado.

Ahora esta forma de pago en Internet se ha ampliado e incluso especializado, alcanzando todo tipo de sitios web, desde agencias de viajes virtuales hasta tiendas online al uso.

El sistema es muy sencillo y no ha cambiado sustancialmente. El usuario acude a un punto físico de distribución y adquiere una tarjeta por la que paga una cantidad determinada. Esa cantidad o importe se traduce en una cantidad de dinero para utilizar en compras online. Además la tarjeta dispone de un código pin privado e individual que se necesitará para realizar el pago en las tienda virtuales que faciliten este medio.

De cara al usuario las ventajas son evidentes. No tiene que dar el número de cuenta de una tarjeta de crédito, ni datos bancarios, por lo que la confianza y seguridad aumentan.

Paysafecard es una de las empresas que se dedica a este negocio con más de 10 años de trayectoria en Europa aunque en España solo están presentes desde el 2006. Entonces, el sistema era desconocido entre los usuarios y pueden considerarse que han sido responsables de su despegue en nuestro país.

La compañía transforma el dinero efectivo en dinero virtual. Lo demás funciona a expensas de la empresa. Desconocen quienes son realmente sus clientes. No saben qué pin transporta cada usuario, ni el importe del dinero que llevan en su tarjeta. Ni siquieran controlan en qué tienda han realizado la compra.

Paysafecard tiene más de 1000.000 puntos de venta repartidos por toda la geografía española, cerca de 70.000 son cabinas de teléfono, de forma que las opciones de fraude son bastante lejanas aunque se corre el riesgo de no poder completar una compra por falta de saldo y tener que esperar para cerrar la operación.

El año pasado Paysafecard completó 25 millones de transacciones en toda Europa, lo que confirma el buen estado de salud que goza este medio de pago virtual.

Aunque no es la única que opera en España. Ukash también facilita cupones prepago con saldo para pagar en Internet. Las admiten en un gran número de comercios online y tienen un saldo que va desde los 10 hasta los 500 euros. Se adquieren desde un sitio web mediante transferencia bancaria, en un cajero o en alguna oficina de Correos.

Ambas propuestas garantizan la seguridad y el anonimato en las compras, impulsan el comercio electrónico y se convierten en un método prepago ágil y fácil de usar que suprime la necesidad de revelar el número de tarjeta de crédito. Los más inseguros también pueden comprar en Internet.

Suscripción a Newsletter

Conoce las últimas novedades sobre
Comercio Electrónico y Marketing
Digital en la Región de Murcia

Otros recursos interesantes para la puesta en marcha

Guía para entender la PSD2
09 septiembre 2019

Suscripción a Newsletter

Conoce las últimas novedades sobre
Comercio Electrónico y Marketing
Digital en la Región de Murcia