close
close

Redes sociales corporativas

17 enero 2017

Una red social corporativa es un punto de comunicación global de la compañía que ayudará a los empleados a sentirse parte de la misma. Con ello, las empresas podrán crecer de forma social, comunicativa y colaborativa, ofreciendo herramientas para democratizar el talento

Las empresas no deben ser ajenas a la nueva era de la comunicación, esa misma que conforme pasan los años va siendo acompañada de 2.0, 3.0, 4.0, etc. Todas las marcas empresariales, y sobre todo las nuevas marcas comerciales, están formadas por pequeñas marcas personales, que son las que aportan la filosofía, la identidad y la cercanía con el usuario consumidor de la marca comercial. Cada empleado de una empresa es una pequeña marca personal que, trabajado de la forma más interesante y estratégica posible, pueden hacer que la marca consiga sus objetivos más rápido y de forma más efectiva.

¿Qué es una red social corporativa?

Es una plataforma donde los empleados puedan “comunicarse” entre ellos, con el fin de compartir experiencias, proyectos y realizar trabajos de forma colaborativa.

Lejos ha quedado ya el falso mito en el que se pensaba que una red social corporativa terminaba convirtiéndose en el lugar perfecto para que los empleados diesen rienda suelta a sus quejas y conspiraciones. Hoy día se debe tener visión de futuro y entender que la masa social de la compañía es profesional, inteligente y donde prima el talento. Por ello, la red social de una propia compañía servirá para, incluso, realizar una selección natural y poder gestionar el talento de forma adecuada.

¿Para qué sirve una red social corporativa?

Trabajo en Equipo

Es el lugar perfecto para trabajar en equipo de forma coordinada, estableciendo cánones y políticas de comunicación, de forma que todo el mundo vaya en la misma dirección del proyecto. De esta forma, tendríamos en la misma plataforma todo lo que necesitamos para el proyecto: videoconferencias, chats, wikis y demás.

Comunicación Horizontal

En una red social corporativa desaparecen las jerarquizaciones y todo se ve desde un prisma mucho más horizontal. De esta forma, todos los empleados tienen la libertad de hablar y de tratar de tú a cualquiera, desapareciendo conforme avanza su uso el sentimiento de muro al que se puede enfrentar un empleado al hablar con un superior.

Detección de Problemas

Si se consigue que los empleados puedan utilizar la red social corporativa de forma asidua y sin limitaciones, se pueden detectar conflictos y problemas de alguno de ellos o incluso en un grupo de empleados. Además, segmentando la información podemos detectar también grupos de pensamiento y tendencias, que puede resultar un problema para otros grupos o para algunos empleados.

Curiosidad del empleado por la información

A medida que la red social va implantándose y en la medida que la compañía pueda ir poco a poco filtrando información que no es de dominio social corporativo, los empleados quedarán sorprendidos en un principio y ávidos de más información después. Así pues, los habrá que también sientan curiosidad por la información que puedan proporcionar el resto de sus compañeros y esto les haga sentirse muy identificados con las siglas de la empresa.

Gestión eficiente del talento

Una forma de saber que una persona tiene talento es hacer partícipe a todo el mundo del mismo. De esta forma, todos y cada uno de los empleados sabrán que esa persona está donde está y tiene la responsabilidad que tiene por su propio talento. Asimismo, también servirá para captar nuevos talentos difíciles de detectar. Por ejemplo, puede que una persona no tenga talento para la ingeniería, pese a ser ingeniero y, sin embargo, es muy creativo y hasta el momento no se le había detectado. Es una forma también de democratizar el talento para ponerlo al servicio de todos.

Sentimiento de orgullo

También es una posibilidad hacer sentir importante y parte de la compañía a todos y cada uno de los empleados. Por ello es conveniente hacerles partícipes de los éxitos, los logros conseguidos y los que se esperan conseguir. Así, el empleado estará orgulloso de trabajar en esta compañía, haciendo que sea un componente importante para la fidelización del mismo, más allá del salario o la dificultad en el trabajo.

¿Qué se le pide a una red social corporativa?

Cuando elegimos una RSC siempre debemos tener en cuenta distintos aspectos importantes. Debemos tener en cuenta que el factor que hace que funcione o no una RSC no es la tecnología, aunque debemos reconocer que ponderadamente ocupa un lugar también privilegiado, es más un factor filosófico y de adopción por parte de la propia compañía y de los empleados. Con todo ello deberemos definir distintos apartados:

  • Integración técnica: debemos saber cómo de integrable es la plataforma que vamos a escoger con los sistemas de la empresa.
  • Personalizable: si la plataforma que vamos a escoger no es personalizable para darle una cierta imagen a nuestra RSC, quizá no sea la plataforma más adecuada.
  • Colaboración: es lo básico y primordial que se le pide a una red Social de este tipo, que el talento fluya y se comparta. La colaboración en los proyectos es la base de toda RSC.
  • Estadísticas: si queremos tomar decisiones en el futuro, debemos hacerlo en base a información, datos cuantitativos que podamos interpretarlos para poder responder a preguntas que nos hagamos en un principio, en base a los objetivos.
  • Comunicación: la red social debe fomentar la comunicación entre la empresa y el empleado, pero también entre los propios empleados, creación de grupos, sistemas de puntuación, etc.
  • Búsquedas: obviamente el buscador es importante dentro de una RSC, porque de un solo vistazo podemos encontrar tanto a personas como conversaciones o archivos, eventos, grupos y un largo etc.

¿Cuáles son las plataformas más interesantes para crear una Red Social?

Plataformas de redes sociales corporativas

  • Beezy: es una de las plataformas más antiguas que existen, con capital español de un partner de Microsoft. Es quizá la más laureada y la que cuenta con clientes más importantes, como Vodafone, Ono y un largo etc.
  • Yammer: es una plataforma que ofrece, además de lo básico y común de todas, la posibilidad de hacer los grupos públicos, para poder crear lazos sociales con clientes y con partners.
  • Bluekiwi: no tiene plataforma en castellano. Es una compañía francesa comprada por el grupo ATOS, especialista en cloud que ha profesionalizado e internacionalizado la plataforma.
  • G Suite: anteriormente conocido como Google Apps for Work, es la gran apuesta de Google por la comunicación social corporativa. Se trata de una plataforma donde aúna Google+, Gmail, Documentos, Drive, Calendario y muchos más servicios del gigante de Mountain View.

Lo mejor en estos casos es hacer una tabla y chequear los diferentes aspectos que le pedimos a una red social y ver si los cumple. También es importante estudiar el precio y el presupuesto de implantación de cada una. De esta forma, tomaremos la decisión más acertada posible para poder fomentar la participación social de nuestra compañía.


Suscripción a Newsletter

Acepto la política de privacidad

Otros recursos interesantes de Redes Sociales

Suscripción a Newsletter

Acepto la política de privacidad

  • Enviar un correo electrónico a cecarm@cecarm.com con la siguiente información:
     
    1. Nombre de la empresa, sitio web y correo electrónico, si difiere del enviado.
    2. Formulario cumplimentado, firmado y sellado de adhesión al Sistema Arbitral de Consumo de la Región de Murcia.
    3. Resolución de la Agencia Española de Protección de Datos de la inscripción de ficheros de datos en el Registro General de Protección de Datos o captura de pantalla en la web de la Agencia donde figure dicha inscripción
  • Un equipo de consultores analizará el cumplimiento de los requisitos del Sello. Si la web del solicitante cumple dichos requisitos, la empresa se identificará en el directorio Murcia e-Commerce con el logotipo del Sello CECARM y participará en las diversas acciones promocionales que se lleven a cabo.

Asimismo, se le remitirán los elementos gráficos para su identificación. Caso de que el solicitante no cumpla alguno de los requisitos exigidos, se le enviará un informe indicando cómo solventarlos. Una vez solventados, el solicitante lo comunicará al portal CECARM para su verificación.