close
close

Puesta en marcha

ART28_ComercioMovil

Factores a considerar en el comercio electrónico móvil

07 septiembre 2011

Estratégicamente el m-commerce ofrece nuevas oportunidades para vender online y complementándolo con el marketing móvil, permite llegar a clientes y mercados en expansión. Analizamos los aspectos que favorecen su desarrollo, así como los servicios de valor añadido para el canal móvil

El comercio electrónico móvil (m-commerce) es el modelo de comercio online donde los dispositivos móviles con conexión inalámbrica (teléfonos inteligentes, PDAs, tablets, netbooks) hacen la función de catálogos de productos y de tarjetas de crédito, permitiéndonos cerrar una transacción en cualquier momento y desde cualquier lugar. Esta ventaja es una de las claves del shopping móvil.

Para que una empresa pueda desarrollar un plan de m-commerce de éxito, es necesario que el negocio tenga una presencia en Internet adaptada a los diferentes dispositivos móviles, que ofrezca una experiencia de compra sencilla, rápida y agradable para el cliente y que implemente sistemas de pago y herramientas de seguridad para garantizar las transacciones. Por ejemplo, se puede plantear una tienda móvil para compras personalizadas, que presente solamente los productos y descuentos basados en las preferencias de cada cliente individual y de su histórico de actividad, adaptada, además, a su tipo de dispositivo.

Otro elemento crucial en el negocio móvil es el marketing móvil, una práctica que permite a una empresa comunicarse, interactuar o colaborar con sus clientes, actuales o potenciales, a través del uso de un dispositivo móvil. Las herramientas de marketing móvil que más se utilizan son: Web móvil, aplicaciones móviles o apps, publicidad en el móvil y mensajes SMS o MMS. Además, con el marketing móvil se pueden utilizar mensajes multimedia muy atractivos que combinan texto, imágenes, clips de audio y vídeo para captar a clientes potenciales o fidelizar a los existentes.

Factores que favorecen el comercio electrónico móvil

Entre los factores que favorecen el desarrollo del comercio electrónico móvil destacan:

  • El aumento continuo del número de consumidores que utilizan dispositivos móviles para acceder a los contenidos online. Si bien la mayoría de los consumidores no realiza el proceso de compra completo, sí utilizan los móviles para consultar en Internet comparadores de productos y precios.
  • La posibilidad de realizar una monitorización en tiempo real del nivel de aceptación de una campaña o la venta de un producto. El contacto con los clientes permite reaccionar inmediatamente ante cualquier incidencia, ahorrando costes y recibiendo ingresos adicionales gracias a las respuestas a las promociones enviadas.
  • La microsegmentación que ofrece este medio permite dirigir acciones a segmentos de mercado muy específicos empleando, por ejemplo, información demográfica para filtrar los destinatarios.
  • El potencial del marketing viral, ya que los consumidores pueden reenviar mensajes a su agenda de contactos con las promociones, descuentos, información de productos, etc.
  • La aparición de nuevos dispositivos móviles: iPad o teléfonos móviles inteligentes que amplían funcionalidades y facilitan las transacciones comerciales móviles.
  • La puesta en marcha de las redes de datos 3G, con mayor capacidad y velocidad de navegación móvil, y de las redes móviles mundiales, unidas a la universalización y generalización de los dispositivos móviles.
  • Y finalmente, la fuerte inversión de los principales actores del comercio electrónico para tener presencia en los dispositivos móviles, adaptando contenidos y generando aplicaciones y servicios específicos. Muchas de estas empresas han decidido que el usuario móvil puede ser un buen cliente cuando éste está en movilidad, no tiene acceso a un portátil o a su ordenador de sobremesa y sólo dispone de su terminal móvil.

Servicios de valor añadido para el canal móvil

Los factores que más van a impactar en la integración de la tecnología móvil en el proceso de venta y promoción de una empresa, serán los servicios de valor añadido que las propias compañías incorporen en su estrategia en Internet, compartiendo experiencia online y offline. Algunas de estas ideas son:

  • Realizar promociones a través de servicios geolocalizados, relacionándolas con la ubicación del usuario. La publicidad "hiperlocal" permitirá enviar una promoción al móvil del usuario con la publicidad y las ofertas de los locales más próximos.
  • Aprovechar la facilidad de acceso a Internet que ofrece el móvil frente al ordenador, así como la menor complejidad de desarrollo de los portales móviles frente a los portales web tradicionales.
  • Pago por móvil a través de tecnología NFC, permitiendo al usuario realizar el pago del servicio o producto en el mismo instante en el que se realiza la compra, simplemente acercando el terminal a un lector.
  • La tendencia a estar siempre conectado a través de las redes sociales le otorgará ventaja a los terminales móviles y a las empresas que aprovechen estos canales para lanzar sus campañas de marketing.

El comercio electrónico móvil avanza de forma imparable, aunque no sin algunas dificultades. Pese a las elevadas cifras de usuarios de móviles y las previsiones de los operadores móviles, según las cuales el tráfico 3G en mercados desarrollados aumentará en un 20% a finales de 2014, lo cierto es que aún son pocos los usuarios que utilizan sus terminales para hacer compras y los principales motivos parecen ser los problemas de privacidad y seguridad en las transacciones, ya que muchos negocios online todavía no se deciden a desarrollar su estrategia para dar el salto al comercio móvil.


Suscripción a Newsletter

Acepto la política de privacidad

Otros recursos interesantes para la puesta en marcha

Suscripción a Newsletter

Acepto la política de privacidad