close
close

Ideas de Negocio

Nuevas plataformas de Servicios de Contenidos Digitales

Servicios de contenidos digitales

22 febrero 2012

Las plataformas de contenidos digitales han evolucionado para dar paso a nuevos modelos capaces de satisfacer las demandas de los internautas. Analizamos en este artículo el funcionamiento de algunas de ellas

Según el "Informe anual de los contenidos digitales en España 2011", elaborado por el Observatorio Nacional de las Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información (ONTSI), el sector audiovisual, junto al cine y el vídeo, continúan siendo los que más contribuyen a la facturación total de la industria de los contenidos digitales. En 2010 representaron el 44% y 28,2% respectivamente. La publicidad digital generó el 8,8% de la facturación total y las publicaciones el 8,5%. El 10,5% restante se reparte entre los videojuegos (6,9%), la música (2,1%) y otros servicios de información como las agencias de noticias (1,5%).

La tendencia actual vaticina que, tras el cierre de Megaupload y la aprobación en España de la llamada Ley Sinde (o SOPA, en Estados Unidos), se potenciará el uso de sitios web de descargas legales que alojan contenidos digitales, con acceso mediante pago por descarga o tarifa plana, y con el permiso de los autores. Sus ventajas son múltiples: desde la comodidad de poder ver una serie o película a cualquier hora, a la variedad o la inmediatez del streaming, pasando por la calidad del producto que se descarga, que atraen cada vez a más internautas. Música, vídeo, libros o juegos online copan este mercado en auge, aunque no son los únicos. Veamos algunos ejemplos de estos nuevos negocios:

Spotify. Servicio de música digital (www.spotify.com/es/) que permite el acceso del usuario a miles de canciones que pueden descargarse o escucharse en streaming. En su versión gratuita, los usuarios sólo pueden oír las canciones un limitado número de veces y, como contraprestación, deben escuchar publicidad insertada entre canción y canción. En sus diferentes versiones de pago (Premium y Unlimited), se pueden escuchar canciones sin publicidad y sin límite de tiempo, descargar canciones en el teléfono móvil, compartir música con otros usuarios, subir sus propios archivos y crear una biblioteca de canciones. Otra opción es Jamendo www.jamendo.com, como comunidad donde los músicos profesionales y amateurs cuelgan sus obras con licencia Creative Commons.

Dropbox. Es un sistema de alojamiento de archivos en la nube (www.dropbox.com), la herramienta perfecta para aquellos usuarios que trabajan en diferentes ordenadores o necesitan compartir documentos con otras personas a distancia. Es muy fácil de usar y también tiene una versión móvil que permite la descarga de archivos en este tipo de dispositivos. El usuario tiene hasta 2 GB de almacenamiento gratuito y a partir de 9,99 dólares al mes, hasta 50 GB.

Volddler. Portal (www.voddler.com) para ver películas, series y documentales en streaming, desde el propio navegador, que ofrece una gran parte de su contenido gratuito, financiado con publicidad. La descarga del resto de contenidos se realiza pagando individualmente por cada película o capítulo de una serie que se quiera ver. Otros portales que ofrecen televisión a la carta o servicio de videoclub online, y cuyo funcionamiento es parecido en España, son Filmin, Youzee y Wuaki (de momento en su versión de prueba). Otros portales son Lovefilm, en Reino Unido, portal en el que se pueden alquilar películas desde unas 5 libras al mes, y en EEUU, Hulu o Netflix.

Libros digitales. La venta de e-books se ha disparado en los últimos meses por la llegada de Amazon a España, el fuerte incremento de ventas de lectores de libros digitales durante la Navidad, y la creciente demanda de los usuarios, ya que les da la posibilidad de llevar en un solo soporte cientos de libros y a precios más económicos que las versiones impresas. En España existen varias plataformas de venta de libros digitales que compiten por este mercado: Todoebook.com, el primer portal de eBooks en español del mundo y el primero en ofertar eBooks en Europa. La Casa del Libro, con su propio lector Tagus y ofertas muy interesantes en su portal online, o Fnac, también con su lector FnacBook. Entre las editoriales destacan: Ediciones B, que acaba de lanzar un sello específico, B de Books, desmarcándose de su competencia nacional con precios muy competitivos, que oscilan entre 1,99 y 9,99 euros, y sin protección anticopia. Por su parte, Círculo de Lectores presenta Booquo, que combina la descarga de una gran variedad de títulos por 9,90 euros al mes, con la participación en una comunidad virtual basada en los gustos literarios de los usuarios, que podrán crear su propia red de contactos para compartir sus opiniones. La editorial Alfaguara también ha lanzado una plataforma de venta de libros digitales, Alfaguara digital, que tendrán un precio medio de 9,99 euros y que podrán descargarse desde las librerías virtuales de Amazon, Apple, FNAC, El Corte Inglés o la Casa del Libro.

Juegos online. En este sector, la variedad es muy amplia. Existen plataformas de "minijuegos" gratis, también financiados mediante publicidad, como www.minijuegos.com. También las hay de juegos de apuestas (casino, póker) como www.pkr.com/es o es.888.com. En cuanto a videojuegos de pago, el portal más conocido de descarga legal es Steam y en su tienda online pueden comprarse videojuegos de forma individual, cuyos precios van desde un euro, hasta 40 euros (los más novedosos), o también se puede comprar un pack de videojuegos a partir de 5 euros. 

Además existen servicios específicos para videoconsolas como Xbox Live y Playstation Network.

Y al igual que series o películas, los videojuegos en streaming también están teniendo gran éxito entre los usuarios, ya que de este modo, no es necesario tener un ordenador con una excelente capacidad gráfica, basta con tener una buena conexión a Internet para jugar con las últimas versiones. Como ejemplo, www.onlive.com o www.gaikai.com.

App Stores. En cuanto a los dispositivos móviles, la venta de contenidos digitales se realiza mediante Aplicaciones o Apps, incorporándolas en plataformas de venta especializadas en un sistema operativo. Muchas de estas Apps se ofrecen de forma gratuita, a cambio de incorporar publicidad que gestiona la misma plataforma. Los ingresos procedentes de las Apps de pago se distribuyen mayoritariamente de la siguiente forma: el 70% del precio para el desarrollador de la App y el 30% para la plataforma de venta. Las plataformas para apps más populares son: Apple Store (IOS), Android Market, Amazon App Store, Blackberry App World, Ovi Store (Nokia) o Windows Marketplace.

TuentiCine. Su reciente aparición abre la puerta a la integración del alquiler o compra de nuestros contenidos digitales favoritos (series, películas, música, libros,¿) en nuestro perfil de una de las redes sociales más populares de nuestro país.

Muchos son los proyectos que están sufriendo, más por exigencia del mercado que por interés del sector, como explica muy claramente Enrique Dans: "las páginas de descargas no son el problema. Son, como decíamos, el síntoma. ¿Por qué están ahí? Porque hay un mercado desatendido. Porque las páginas que la industria propone son espantosamente malas, tienen catálogos incompletos, condiciones de uso inaceptables, precios demasiado elevados, ventanas geográficas insostenibles, usabilidad mal diseñada, o todos esos problemas a la vez. Porque la industria bloquea intencionadamente las iniciativas de terceros, imponiendo precios demasiado elevados o saboteando la posibilidad de que consoliden un catálogo completo. No hay más que ver la razón aducida por Netflix para finalmente no venir a España: derechos el triple de caros que en otros países, y negociación infructuosa con proveedores de contenidos locales".

En resumen, el principal objetivo que deben cumplir las plataformas de distribución o venta de contenidos digitales es ofrecer al usuario un catálogo amplio, actualizado, sencillo de usar y rápido, garantizando el acceso legal y seguro a este tipo de contenidos. A medida que los usuarios vayan apreciando sus ventajas (comodidad, variedad, inmediatez, precio, etc.), este tipo de plataformas se convertirán en un negocio online consolidado, transformando completamente el modelo de mercado decimonónico en el que la industria sigue anclada, tal y como lo vienen demandando los consumidores desde hace mucho, mucho tiempo.


Suscripción a Newsletter

Acepto la política de privacidad

Otras ideas interesantes de negocio online

Suscripción a Newsletter

Acepto la política de privacidad